BERZAIN: Efectos funestos del golpe de estado de 2003 en Bolivia

Carlos Sánchez Berzaín entrevistado por Nivar Hevia y Vaca y Never Antelo: El 17 de octubre del 2003 ocurrió un golpe de estado puro y duro. Evo Morales y grupos auspiciados por el castrochavismo inician un proceso de desestabilización de la democracia y termina con el derrocamiento del 17 de octubre del 2003.

El 17 de octubre del 2003 Bolivia era una República democrática, fundada en la base de la nación boliviana. A partir del golpe de estado de octubre del 2003 se construye la destrucción de la nación boliviana, una dictadura, al día de hoy existen más 180 presos políticos, más de 8 mil exiliados, se establece un narcoestado. Bolivia es hoy un país intervenido, ha perdido su riqueza del gas y tiene la deuda externa más grande de su historia que supera el 80% del Producto Interno Bruto.

Bolivia hoy en día no tiene separación e independencia de poderes, impunidad, mientras gente inocente es condenada a 10 o más años de cárcel por la manipulación del sistema judicial. Los efectos del golpe de estado del 2003 se siguen viviendo en Bolivia y afectan al resto de América Latina, que se ha constituido en una plataforma de desestabilización regional. El ejemplo está en Chile donde intentaron imponer el mismo tipo de Constitución Plurinacional que fue rechazada por el pueblo el pasado 4 de septiembre. En Perú, Evo Morales interviene directamente tratando de imponer un mecanismo similar al que ha usado en Bolivia para ampliar cultivos de hoja de coca ilegal y hacer una Asamblea Constituyente para ir a un Estado plurinacional. Bolivia se ha constituido en un narcoestado, ha pasado de tener tres mil hectáreas de hoja de coca en el 2003, a más de cien mil hectáreas hoy en día. Ha expulsado a la DEA, es un centro de exportación y tráfico de drogas que se refleja en el peligro a la ciudadanía boliviana. El informe de la CIDH con fecha de 21 de diciembre de 2021 afirma, certifica y demuestra que existieron crímenes en la masacre del hotel de Las Américas en el año 2009. El informe afirma que esa masacre fue ejecutada, entre otros, por el grupo especial de seguridad de la embajada de Venezuela en Bolivia. Bolivia es un país intervenido por fuerzas armadas paramilitares venezolanas, la educación y salud está intervenida por la dictadura de Cuba. Evo Morales en el 2003 comete las masacres de Sacaba y Senkata, las mismas que repite en 2019 y 2020.

Ver entrevista:




Opinión y Análisis.

ANN Noticias.

0 Comentarios