Full width home advertisement


Post Page Advertisement [Top]


ANUNCIO

HISTORIAS SKY NEWS


Al ritmo del charango y doce cantantes dan vida a la versión boliviana de ONE LOVE para la campaña global Reimagina de UNICEF.



El dinero que se recaude en la campaña Reimagina financiará la compra de jabón, mascarillas, guantes, botiquines higiénicos, equipos de protección e información esencial para los niños y las familias; respaldará los esfuerzos de recuperación a corto plazo a través de ayudas para la educación, protección y sistemas de atención de la salud.


Unos trémolos de charango abren los cuatro minutos y 38 segundos que dura la versión boliviana de la canción reggae ONE LOVE de Bob Marley, reto artístico que involucró la participación de 12 cantantes y siete músicos bolivianos que así se suman a la campaña mundial de recaudación de fondos Reimagina de UNICEF.  


La familia Marley cedió la canción ONE LOVE a UNICEF para que lidere un llamamiento global de recaudación de fondos para responder, recuperar y reimaginar un mundo posterior al COVID-19 que sea más justo para todos los niños, niñas y adolescentes.


La versión boliviana se presentó hoy domingo 16 de agosto de 2020. Los fondos recaudados contribuirán a UNICEF para financiar con urgencia la compra de jabón, mascarillas, guantes, botiquines higiénicos, equipos de protección e información esencial para los niños y las familias; a respaldar los esfuerzos de recuperación a corto plazo a través de ayudas para la educación, la protección y los sistemas de atención de la salud; y contribuir con otras actividades en favor de la niñez y adolescencia.


Rafael Ramirez, Representante de UNICEF Bolivia, agradeció a los artistas por contribuir con su talento y “dar vida al emblemático ONE LOVE e impulsar la solidaridad de los bolivianos para reimaginar un mundo más equitativo y sin discriminación para todos los niños, niñas y adolescentes”.


ONE LOVE interpretado con talentos bolivianos


Una probadita:




“Me encantó la propuesta de participar en esta grabación porque UNICEF está trabajando en la unión de la familia, de los niños, en la importancia de tener un amor sano entre nosotros. Me siento dichosa de haber colaborado con tantos otros artistas y representar a mi Bolivia con el charango”, explica la destacada concertista e intérprete de charango, Luciel Izumi. Para la artista boliviana la versión original de Bob Marley que dura dos minutos y 50 segundos es una de sus favoritas, pero realizar una versión nueva en tiempos del COVID-19 la hace más empática con lo que vive hoy la población en su búsqueda diaria de esperanza y unidad para enfrentar el día a día, y por eso su mensaje y armonía tiene más realce otorgándole una chispa esencial.


Izumi indicó que, de entre los ritmos internacionales el charango, se acopla con comodidad y facilidad al reggae, “le di el inicio de unos trémolos y puse unos arpegios y motivos andinos”, precisó.

Si la versión inicia con ese instrumento, luego vienen en ordenada cascada las voces de 12 cantantes mujeres y varones interpretando la letra que habla de un mundo solidario, tolerante y unido en una sola actitud de amor y esperanza. La canción se mueve entonces entre dulces coros y los énfasis en frases de la letra que van alternándose en el canto de los distintos intérpretes.


Al respecto, Izumi considero al productor, arreglista e ingeniero de sonido, Diego Clavijo, un “mago” porque logró juntar las voces de todos pese a que los cantores no trabajaron de forma presencial en un estudio de grabación, todo se grabó a distancia vía on line. Se trabajó más de cien pistas de voces e instrumentos que se amalgamaron de forma minuciosa, y detallada para lograr el mejor resultado posible. “Fue un trabajo muy lindo, pero muy arduo con cantantes talentosos de varias regiones de Bolivia que le dieron un aporte propio a esta versión sin necesariamente cambiar la melodía y armonía del tema original”, explica Clavijo. 


Sin embargo, la cantidad de cantantes obligó a que la versión tuviera algo más de dos minutos adicionales al tema original, entonces se trabajó en la estructura para que todos ellos participen, “se compaginó sus estilos diferentes para que sumen, hicimos arreglos de voces, armonías vocales e instrumentación individual; Luciel Izumi le da un sonido nacional sin que se convierta en una canción folclórica, mostrando que el charango puede fusionarse a estilos internacionales”, explicó.

El objetivo principal es que ONE LOVE sea un aporte, un apoyo al trabajo de UNICEF por la niñez  del mundo, y también demostrar una cara de Bolivia que no es conocida, que existe la posibilidad de hacer un trabajo musical de calidad, añadió el productor.


De esa forma, estos jóvenes artistas bolivianos dan actualidad a una canción que tiene 40 años de vigencia desde que la grabó Bob Marley and the Wailers en 1977 y que es emblemática para millones de personas de todo el mundo por su eterno mensaje que nos invita a permanecer unidos como si fuésemos uno solo, más aún en tiempos del COVID-19. Si antes ONE LOVE exhortaba a la unidad, la paz y el amor universal en una época en la que había muchos problemas en el mundo, hoy su mensaje está más vigente que nunca en panorama mundial que pone a prueba la necesidad de unidad, solidaridad y amor. 


Los artistas y músicos participantes


Cantantes: Carla Casanovas Escobari, Camila Torrico, Fulvia Fossati, Montserrat Arce, Valeria Peñaranda, “Feluval” Lucia Llano, Rodrigo “Kabra” Cabrera, “Keso” Kevin Quezada, Jotty Peñaranda, Ronaldo Vaca Pereira, Teto de Ugarte, y “Poncho” David Monje.


Músicos: Nico Ortiz (batería), “Clavixus” Diego Clavijo (bajo), Kishi Kongas (percusión), Mauricio Prado y Karim Sakine (Guitarras), Luciel Izumi (charango), Juan Pablo Aranva (teclados) y Lu Cortez (saxo y piano).

Producción, arreglos, mezcla y masterización: “Clavixus” Diego Clavijo.

Edición de video: Carolina Andrade.


La Paz.


ANN BOLIVIA.


ANUNCIO

Instagram

Bottom Ad [Post Page]